Páginas

11 de mayo de 2011

Personajes. Sir Ernest Shackleton



Sigue " viento en popa y a toda vela" la Semana de la Utopía. Esta vez aprovecho una de mis usuales secciones dedicada a personajes relevantes para hablar de la hazaña de sir Ernest Shackletn que inició un viaje en busca de una Utopía: El Polo Sur


El anuncio fue publicado en 1914 por sir Ernest Shackleton en el periódico The Times con el fin de reclutar a 55 marineros para la expedición Endurance




Se buscan hombres para viaje peligroso. Salario bajo, frío agudo, largos meses en la más completa oscuridad, peligro constante, y escasas posibilidades de regresar con vida. Honores y reconocimiento en caso de éxito.

Recibió 5000 candidaturas. El objetivo era alcanzar el Polo Sur desde dos barcos que partirían a la Antártica y recorrerían el continente. Sin embargo el viaje no fue un camino de rosas. El barco en el que viajaba Shackleton quedó encallado en medio de los hielos durante dos meses, se acabó agrietando y los 23 hombres que formaban la tripulación se vieron obligados a coger los botes salvavidas y se refugiarse en la inhóspita isla Elephant. Padecieron vientos polares, lluvias incesantes y sin apenas comida, Shackleton decidió acometer una de la mayores locuras de la historia: navegó junto con cuatro hombres en un bote de siete metros a lo largo de 1300 km de mar abierto, en medio de olas de más de quince metros, hasta que consiguió llegar a la isla de South Georgia para pedir ayuda. La historia tuvo un final feliz: consiguió rescatar al resto de sus compañeros cuatro meses después, ni uno solo murió en los dos años que duró la expedición y su nombre quedó grabado en el apasionante mundo de los exploradores de la Tierra.
El sueño de Shackleton era llegar al corazón del Polo Sur y no lo consiguió. Era una Utopía desde el momento que publicó el anunció en el periódico The Times. Sin embargo, ha pasado a la historia por una hazaña que ni imaginaba. Él es un ejemplo de compromiso  con sus marineros, con él mismo y con su sueño. Tuvo que afrontarse a grandes dificultades. Llegó el momento que tuvo que decidir entre seguir adelante con su sueño o clasificarlo definitivamente como una Utopía. Las circunstancias no eran las más adecuadas, las condiciones del entorno no le acompañaron. Lo dejó heroicamente ahí, como telón de fondo, como algo que no pudo llegar a conseguir pero, a pesar de ello, lo intentó. Transmitió esa ilusión a 5000 personas a través de un anuncio y a sus 23 tripulantes  a lo largo de la travesía  ¿Por qué?  Porque creía en sí mismo y en su sueño. A pesar de ser una Utopía gozó iniciando y recorriendo el camino  además de conseguir dejar un gran legado detrás de él.

Fuentes.
- Libro “Heroes cotidianos” de Pilar Jericó. Editorial Planeta
----------

Crónica de la Semana de la Utopía
Aquí os dejo el link al blog de Chez Morera donde, al final del mismo, actualiza y comenta en directo que ocurre en los blogs inscritos en la Semana de la Utopía  . ¡No dejes de visitarlo!


 

15 comentarios:

Clementine dijo...

Bravo por Shackleton. El mérito no sólo está en conseguir un objetivo, sino también en el compromiso de llegar a él, porque en ocasiones este recorrido es un camino lleno de baches. Besos.

A-B-C dijo...

Buen entrada en esta semana de la Utopía.

El mundo de los exploradores, un mundo increíble, mágico, de película. Una de mis favoritas sobre este mundo es Las montañas de la luna. ¿Alguna sobre la aventura de Shacketon que me puedas recomendar? me encantan estas Historias, gracias

natsnoC dijo...

No conocía la historia aunque sí me suena el anuncio, creo que de algún libro en el que se mencionaba.

Pocos padres de familia se apuntarían, pero seguro que los que lo hicieron tenían una interesante historia detrás

Lala dijo...

Muy bueno Layna, no conocía este tema la verdad y me ha encantado leerlo.

La verdad es que a veces no se cumplen determinados sueños pero te llevan a otros también muy interesante y sorprendentes, te lleva a conocer otras experiencias que si no llega a ser por tu primera utópia no cumplida, no hubieran tenido lugar.

Un besote

Mario dijo...

Como escribes lo importante es que lo intentó y no era algo fácil sino muy peligroso, creo que la experiencia lo enriqueció y tuvo el orgullo de salvar a su tripulación que es algo muy meritorio, hombres como el mencionado son valientes pero inteligentes. Yo creo que habrá motivado a muchos otros hasta que finalmente se logró la meta. Un abrazo.

Mario.

JLin dijo...

¡¡¡ 5.000 solicitudes !!! qué barbaro, se conoce que eran otros tiempos. Aquellos tipos tenían un valor desconocido hoy día, incluso cuesta entender como alguien se aventuraba a algo así siendo consciente de las escasas posibilidades, no sólo de éxito si no de supervivencia.
Gran entrada :-)

la reina del mambo dijo...

Muy buena entrada, me ha dejado con la boca abierta, por el valor de semejante hazaña.
Un beso

El Tirador Solitario dijo...

Con que pulso narrativo está contado Layna. ¡Me encanta!.
El Polo Sur es para nota, mientras leía el post recordaba las hazañas de Scott y Admunsen, y una novela de Verne que leí en mis años mozos: La esfinge de los hielos, y es que esas aventuras de viajes, expediciones, siempre me han fascinado.
Eso sí, el mejor viaje que he hecho últimamente es encontrar este oasis...

Blog A dijo...

Interesante historía, a veces los humanos somos increibles.
un besito

Mr. Dupin dijo...

Como utópica se destaca entre estas historias la de Shackleton, más alla de Scott y Admunsen como decia el tirador, es uno de los hitos de la historia de la humanidad el que has sabido retratar con tu calidad habitual.

Muy bueno el encontrar ese anuncio.

Layna dijo...

La sensación es como si hubiera pasado un vendaval, una gran tormenta y todos hubiéramos estado esperando que amainara. Ahora es el momento de mirar los desperfectos del jardín, de volver a poner en pie las macetas tumbadas y de prevenir posibles vientos huracanados con backup de los futuros post y redireccionando os comentarios.
Me permito volver a publicar vuestros comentarios y dejarlo todo casi igual que estaba, para seguir adelante con nuestra Semana de la Utopía como si nada hubiera pasado. Besos a todos

Mr. Dupin dijo...

Como utópica se destaca entre estas historias la de Shackleton, más alla de Scott y Admunsen como decia el tirador, es uno de los hitos de la historia de la humanidad el que has sabido retratar con tu calidad habitual.

Muy bueno el encontrar ese anuncio

maslana dijo...

¡qué buena historia! excita la curiosidad.. ¿cómo se financió el viaje? ¿cómo sobrevivieron aquellos hombres atrapados en el hielo, qué rutinas y tácticas emplearon? ¿cómo lograron no acabar a dentelladas? Y el viaje de más de 1.000 km a mar abierto en plena Antártida, ¡impresionante! ¡creo que no he oído antes nada igual!

por cierto, ya he visto que me añadiste a tu barra lateral, ¡muchísimas gracias!

El Tirador Solitario dijo...

MI comentario del otro día creo que se ha ido al limbo...

No pasa nada, más o meno lo recuerdo, y además me encanta escribirlo más o menos...

Hacía referencia a la aventura del Polo Sur, a la carrera entre épica y suicida entre Scott y Amundsen, uno con trineos con perros, otro con caballos...

Y aquella novela de Verne que tanto,tanto me gustó de joven: La Esfinge de los Hielos...

¡Un beso, Layna!

Layna dijo...

Clementine. Cierto, el compromiso con uno mismo es lo más importante. Besos

A-B-C. Que interesante que parece seta película de Las montañas de la luna! No te puedo recomendar ninguna de Shacketon aunque sé que las hay. Es un personaje que da para mucho. Igual en la web de la familia (http://indigo.ie/~jshack/ernest.html) encuentras alguna referencia pero como está toda en inglés la verdad es que solo he buscado información sencilla y no me la he leído toda. Un beso

natsnoC. La verdad es que pocos padres de familia se lo pueden permitir aunque reconozco que en esa época muchos eran marineros y regresaban puntualmente al hogar dejando a la esposa al cargo de la vida familiar. Eran otros tiempos. Un abrazo

Lala. ¡Cuanta razón tienes Lala! Yo lo veo así, a veces al variar el rumbo simplemente se abren otras opciones, otras rutas distintas que seguramente serán iguales o mejores que las utopías primeras. Apasionarse en el transcurso de cualquier travesía y casi seguro que todo será para un bien mejor. Besos

Mario. Siempre tiene que haber uno que abra camino, que dé el primer paso para que los que vienen detrás se beneficien y lo tengan más fácil. Sencillo sin lugar a dudas no lo debía ser. Un abrazo

JLin. Esa es justamente la pregunta que me vino a la mente cuando leí el anunció por primera vez junto al número 5000. ¿Por qué iban? ¿Qué les atraía? La búsqueda de aventura, la posibilidad de una vida mejor… No consigo ponerme en la mente de esos hombres :-)

Mr. Dupin. Es verdad, el anuncio es un gran hallazgo!

Malsana. Pues de todas esas preguntas no sé la respuesta pero que hayan abierto tu curiosidad es algo excelente.

Tirador. No entiendo porque les atraía tanto el Polo Sur a los aventureros… si era todo hielo y frío!!! Pero claro, igual ellos se imaginaban que había algo más… A mi también me gustó mucho la Esfinge de los hielos! Gracias por volver a comentar. Tu comentario no lo había visto y no sé porque no se redireccionó en su momento. En fin, seguro que está en el limbo. Besos