Páginas

19 de noviembre de 2010

Decir NO.


A veces en la vida se debe saber decir NO. Un NO alto y fuerte, un NO que frene que fulmine, que aniquile todo aquello que no nos gusta, todo aquello que nos hace daño y nos entristece.
Dicen que decir NO, que utilizar demasiado la palabra NO hace que te vuelvas negativo pero es que no utilizar NO,  no te vuelve positivo, te vuelve neutro.
No sé decir NO, no digo pero tampoco digo NO. Acepto las circunstancias que no son de mi agrado que es lo mismo que decir sin decirlo.
Ahora sé que todo radica en esa corta palabra que por el hecho de utilizarla no me convertirá en una persona negativa sino en una persona valiente.
Ah!! Pero es que no soy valiente, soy de las que tienen miedo a perder lo poco que tienen no fuera que si lo pierdo me quedara sin nada porque en el fondo la nada me da inseguridad, esa inseguridad que surge cuando se teme no tener algo a lo que aferrarse pero ¿aferrarse a qué? llegué a este mundo sin nada y sin nada partiré, entonces, ¿a qué viene ese miedo a quedarse sin nada?
En algún lugar recóndito de mi alma sé que todo radica en saber decir NO, seguro que en breve aprendo porque no hay más salida:  “o ,  toca decir NO.



4 comentarios:

...solo una mujer. dijo...

Y después dicen que las palabras por sí solas no tienen valor.. pues no puedo estar más en desacuerdo, ya que hasta las más pequeñas, las más cortas, las más simples pueden tener las más grandes sentencias en el valor: DI SÍ cuando quieras decir sí, DI NO cuando quieras decir no. Con valentía y convicción.

Un abrazo!!

Clementine dijo...

Yo, como no sigo el dicho ese tan popular y tan poco acertado de "cuando una mujer dice no quiere decir sí" (seguro que esto lo dijo un hombre), pues no tengo problema en decir "no" cuando quiero decir "no".
Eso sí, la mayoría de las veces la respuesta de los demás a mi "no" es "qué cabezota eres" o "pero no te cierres en banda" o "ya sabía yo que ibas a decir que no"... Como si yo no tuviera un motivo lógico para decirlo. Y mira que yo lo digo con absoluta convicción, porque cuando yo digo "no" tengo muy claro que es eso lo que quiero decir.
Aprende rápido a hacerlo tú también, Layna, que es muy bueno para reafirmar tu personalidad y, sobre todo, tus principios.
Besos positivos.

jordim dijo...

El sí y el no están sobrevalorados, a veces hay que simplemente callarse y esperar.

Maeglin dijo...

Dicen que el quedarse en el medio de "algo" es la postura de los que no tienen opinión ni argumentos solventes de ello. Muchas veces por no querer articular un No que se nos antoja brusco nos quedamos en esos "medios" y damos una sensación de indocumentados o volubles en muchos temas.
Mejor como propones un NO a tiempo.
Mejor la asertividad.