Páginas

22 de octubre de 2010

Momentos dentro de momentos


Hace un tiempo leí un artículo de Maruja Torres en el Pais Semanal  el cual releo de tanto en tanto. Lo escribe a dos días de su 67 cumpleaños y comenta :

"¿Cómo puedo haber llegado hasta aquí? Momento a momento. Porque, en definitiva, miras atrás y ¿qué queda? Momentos. Momentos hechos de momentos dentro de momentos. Momentos para saltar de uno a otro y avanzar en la vida, para llegar al de hoy, a este momento, el mío, el de ustedes, sin amargura y sin rencores, todavía con la luz de los momentos anteriores alumbrándome……….De modo que los recojo para saber por qué he llegado hasta aquí y a qué y a quién debo dar las gracias, y esos momentos se acumulan en mi regazo y acarician mi corazón..………Así vemos desde la vejez las cúspides que dieron sentido a nuestras vidas. No son de oro y piedras preciosas, sino de algo infinitamente mejor. Son de tiempo. Del tiempo que usamos bien y en que fuimos bien usados. Tiempo breve, fugaz, tiempo deslumbrante de lucidez, belleza y felicidad”

Poder llegar a la vejez con la sensación de haber pasado la vida saltando de momento en momento como de oca a oca y tiro porque me toca. Saber que, para que eso ocurra, ahora es tiempo de construir esos momentos, de elaborarlos, de vivirlos y así,  estos momentos de la vida presente, podrán acunar nuestra alma en la vejez. La vida es tiempo, cápsulas de tiempo en porciones pequeñas que llamamos momentos. Mi pregunta persiste ¿Estos momentos tienen que ser vividos o sirve con solo imaginarlos?  

7 comentarios:

Clementine dijo...

Sería genial que sirvieran los momentos imaginados, porque solemos imaginarnos cosas buenas que responden a nuestros deseos. Pero también puede ser peligroso pues se confundirían los momentos reales de tu vida con los imaginados.
Siempre me ha gustado la imaginación, incluso la palabra en sí. La relaciono con la creatividad y el ser capaz de inventar un mundo distinto. Pero en este caso creo que es más sensato ir recopilando tus momentos vividos. Eso sí, guardando como tesoros los momentos buenos y aprendiendo positivamente de los malos que te toca vivir para intentar que los momentos futuros sean lo mejor posible.

JLin™ dijo...

Pues yo cre que tan válidos son unos como otros, vivir sin imaginar no es vivir en mi opinión, pero vivir sólo en y de momentos imaginados es vivir una vivda irreal, así que ¿porqué no ambas cosas? Imagiar es la única cualidad, capacidad, que nos separa del resto de especies, la única.

Clementine dijo...

Vale, pues vivir imaginando cómo hacer mejores tus futuros momentos reales.

Layna dijo...

Veo que entre los dos me habéis solucionado el enigma! por tanto ambas cosas a la vez y a construir momentos dentro de momentos tanto reales como imaginarios. Un abrazo a los dos

raindrop dijo...

La imaginación puede ser una forma de ir trazando un camino que luego se llegue a recorrer de una forma realista. Creo que es imposible no llegar a imaginar: lo que varía es el porcentaje de realidad e imaginación que combinamos a la hora de procurar los recuerdos que serán nuestro equipaje futuro.
En el 68 se decía mucho eso de "la imaginación al poder" :D

besos

Migue dijo...

Cada ser humano vive a su manera.Tenemos una naturaleza,forma de ser.Desde chico he sido inquieto,curioso,emprendedor.Cuando uno más aprende,más ve que lo le falta,y continúa.Lo que no debe envejecer es el espíritu,yo pienso vivir más años que Matusalén!.Disfruto todos los momentos,me divierto con los buenos, sobrellevando los duros.Nunca me ha gustado ser espectador,nos pasamos tomando decisiones permanentemente.En un momento tenía un rumbo,un destino,la vida lo cambió.Me adapté,volviendo a remar hacia otro lado.De la imaginación,que entiendo como una proyección del pensamiento,parto a la acción. Creo que soy creativo,también flexible...eso ayuda.

Te saludo,Layna

Layna dijo...

raindrop. Coincido contigo que es necesario imaginar para poder recorrer el camino. Sin imaginación el hombre no sería hombre! pero establecer un sano equilibrio entre real e imaginario es indispensable a la hora tener recuerdos.

Migue. Bienvenido a mi blog! tener un espíritu emprendedor, saberse reinventar, saber adaptar el rumbo requiere de imaginación, creatividad... Suerte en la vida! Un saludo