Páginas

5 de octubre de 2010

BCN. De Gaudí a Toyo Ito.


La Pedrera
 
Cualquier ciudad tiene esa calle especial, ese sitio cuya visita es obligada cada vez que volvemos. Para mí, en Barcelona  ese lugar  particular al cual  regreso sin cansarme es el Passeig de Gràcia.
El Passeig de Gràcia es como un museo de arte al aire libre donde cada periodo de la historia ha ido dejando su huella a través de sus edificios, sus fachadas, sus obras. Allí está presente el modernismo de Gaudí que sin lugar a dudas con su Casa Batlló  consigue destacar delante de todas las demás fachadas pero no hace mucho apareció justo delante de la Pedrera un nuevo edificio; los apartamentos de lujo Suites Avenue cuya fachada imaginó el arquitecto Coreano de padres japoneses Toyo Ito. Él se inspira en la naturaleza como Gaudí, sobretodo se fija en el agua, en su transparencia, en su fluir continuo. En la fachada de Suite Avenue reprodujo un mar negro que resbala sobre el edificio.
En una reciente entrevista que le hicieron me llamó la atención la manera en que imagina nuevos espacios con un sencillo rotring negro de punta fina que lleva siempre consigo. Dice que piensa en un tema, dibuja  bosquejos como punto de partida y va trabajando sobre ellos siempre a mano.
Delante de la pregunta ¿cómo consigue inspirarse? Toyo Ito respondió que se inspira en el proceso de crecimiento de un árbol, desde que empiezan a crecer las ramas hasta que llegan a su máxima complejidad en función de elementos como el viento, el sol y el agua con esta frase deja constancia de que es una persona capaz de enfrentarse a un edificio con la misma humildad de un aprendiz y que es capaz de ser un genio sin dejar de ser una persona sencilla.

10 comentarios:

Petrarca dijo...

Sólo unos pocos genios consiguen que sus obras no parezcan viejas al cabo de los años. Inspirarse en las cosas vivas debe ser un buen método para conseguirlo. Otros se inspiraron en la muerte y construyeron palacios a partir del modelo de los antiguos panteones. Normalmente acabaron mal. Bonito texto. :)

Layna dijo...

Pues mejor inspirarse en la vida que en la muerte ¿verdad? Gracias por leerme Petrarca :))

JLin™ dijo...

Coincido con Petrarca, bonito post que hace que mis ganas de visitar Barcelona (ya de por si grandes) se intensifiquen, debe ser una ciudad magnífica.

Layna dijo...

Sí JLin, Barcelona es una ciudad magnífica, europea, plural... de esas ciudades que por el simple hecho de perderse por sus calles, pasear, mirar con entusiamo todo lo que te rodea ya te hacen sentir parte de ella. Pues nada JLin, la visita cuando puedas que seguro que te encantará.

Maeglin dijo...

La inspiración siempre está ahí en lo esencial y de eso la naturaleza sabe mucho, me encanta la idea de tomar los arboles como inspiración arquitéctonica.

Salu2

Layna dijo...

Maeglin, cierto, la inspiracioón está en lo esencial, en lo básico, muchas veces nos complicamos la vida al olvidar algo tan simple como esto. Un saludo

natsnoC dijo...

Me encanta la imaginación que le ponen algunos arquitectos, pero yo en los últimos viajes que he hecho he buscado esos encantadores caserones restaurados, palacetes y esas construcciones de toda la vida, a base de piedra y madera que te acogen desde antes de entrar (este verano me fui aquí: http://www.realposada.com/galeria/fg_recepcion.JPG.

El acero y el vidrio son demasiado fríos. Trabajo en una oficina prefabricada. Preciosa la Ciudad de las artes y la Ciencias, pero para vivir prefiero los materiales de siempre, sólidos, cálidos e imperfectos.

Layna dijo...

natsnoC, ciertamente la madera y la piedra es mucho más cálida, sólida, acogedora para vivir o imaginar vivir. La arquitectura de este siglo es más fria sobretodo en museos, edificios funcionales o sitios como vuestra Ciudad de las artes ( que aún no conozco pero me muero de ganas de ver algún día de estos) Admirar edificios así, actuales, imponentes aunque sean fríos me gusta. Preciosa la imagen que has pasado, para descansar es el sitio ideal. Me lo apunto.

...solo una mujer. dijo...

El Passeig de Gràcia tiene un señorío que pocas calles tienen en ningún lugar de los que he visitado. El arte, la arquitectura, la elegancia de formas... la vida!
....pero me vas a permitir que me quede con el casco antiguo, las callejuelas del Borne, la Catedral, La plaça del Pi, la calle Jovellanos... Me encanta Barcelona!! ...sin desmerecer otras hermosas ciudades, por supuesto.

Un abrazo

Layna dijo...

Pues nada, nos paseamos por el casco antiguo y luego por el Passeig de Gràcia... y es que Barcelona da para mucho. Un abrazo