Páginas

9 de abril de 2011

Cien mil euros



El otro día por temas de trabajo asistí a unas cuantas conferencias que trataban sobre cómo fomentar la inserción laboral dentro de la crisis actual. Una de las charlas iba dirigida a los valientes emprendedores y fue curioso como el ponente nada más empezar ofreció cien mil euros ficticios al mejor postor. Se trataba de que los asistentes dijeran en voz alta sus sueños realizables por esa cantidad de dinero. Los hubo que hablaron de viajar, otros de pagar la hipoteca, otros dejarlo en el banco y muchos montar un negocio. No creo que sea un sondeo representativo porque es evidente que la gran mayoría de las personas que ahí estaban sentían la tentación de soñar a lo grande, de creer que las utopías son posibles, de pensar que ellos pueden ser amos de su tiempo y de su dinero. Se respiraba motivación, energía, vitalidad, ganas de comerse el mundo. He sido empresaria, (aunque ahora soy asalariada)  viví una vez esa sensación de vértigo cuando tienes algo en la mente, consigues que se convierta en realidad y que además sea rentable, pero eran otros tiempos, eran tiempos de bonanza económica, de derroche, de vivir sin miedo. Ahora simplemente los admiro, admiro a esas personas que en medio de la incertidumbre creen tanto en sí mismos como para creerse que montar una empresa es una solución viable, yo misma lo he imaginado de nuevo más de una vez pero ahora los parámetros son distintos, tanto personales como sociales. El entorno no acompaña, no genera confianza y aunque la base es creer en uno mismo,  sin dinero propio no se llega demasiado lejos.
En cuanto a que haría yo con cien mil euros, es algo que lo tengo claro desde hace algunos años. Compraría mi tiempo y crearía Mi Fundación. Una fundación de ámbito cultural que tengo perfectamente diseñada y creada dentro de mi mente. Fundación Layna sería su nombre. Sería un espacio donde habría varias salas con presentaciones de libros, conferencias de historia o de temas de actualidad, viajes, cursos de escritura, música en directo… Habría una cafetería con cómodos sillones y libros en las estanterías que se podrían coger y leer mientras uno se para a tomar un café o té (¡o cerveza!), habría zonas de tertulia dirigida donde se hablaría de las exposiciones itinerantes, cursos o conferencias. Sí, eso es lo que haría. Crearía Mi Fundación Layna porque me permitiría el lujo no de pensar en ¿Y de dónde sacaré el dinero para mantener esa infraestructura? o ¿Qué haría para atraer a la gente a Fundación Layna?
Porque cuando uno tiene suficiente dinero esas variables dejan de existir, el dinero se vuelve superfluo, es solo una cosa más , como la guinda del pastel. Los sueños, sueños son y de ese sueño salio el nombre Layna que al final se ha convertido en el nombre de mi querido blog. ¡Por algo se empieza! En definitiva todo es pensar, imaginar, soñar, crear y eso lo hago a diario gracias a Sybila Layna. Y tú ¿Qué harías con cien mil euros?

8 comentarios:

natsnoC dijo...

Yo no te lo puedo decir no sea que me roben la idea, jaja.

Sí tengo algo pensado, la verdad, en plan negociete digamos que también del ámbito cultural, con socios que paguen cuotas y a cambio tengan acceso tanto a préstamos como a compras con descuento.

Sí, 100.000 € es suficiente para ponerlo en marcha y pagar el local, los gastos y salarios, espero que durante 2 años (quizás 3), luego o es rentable o se acabó.

El Tirador Solitario dijo...

Usted cuente conmigo para lo que haga falta en su Fundación, aunque sea de ordenanza.

A veces he hablado con mi hermana, la violinista, de realizar, si tuviéramos posibles, una Fundación dedicada a la música, y ya tiene hasta nombre. Fundación Manuel Pérez Díaz, nuestro tío abuelo, un virtuoso del violín, que en los años treinta era uno de los mejores concertinos de Europa...

PEPE CAHIERS dijo...

Yo es que soy algo pendenciero y lo más probable es que me decicara al noble arte de no hacer nada, pero le copio su idea, aunque yo lo haría en plan empresa a lo Silicon Valley, y reunirían a los amigos de la blogosfera, una especie de Shangri-La del ciberespacio.

Mario dijo...

Si tuviera ese dinero definitivamente haría un tipo de empresa para generarme mayores ingresos y encaminar mis sueños, tendría que ser como has escrito, algo que me guste y en pos de los demás, algo verdaderamente altruista, honesto y a la vez rentable, no solo por dinero. Después viajaría por Europa, Asia y África, no sé si alcanzaría, pero viendo que primero tendría una empresa que me generara mayor riqueza, me dedicaría a conocer el mundo pero con una buena bolsa de viaje, es decir viviendo sin preocupaciones con toda la familia, seguramente sería demasiado perfecto para creerlo, supongo que no soy tan optimista, por más que en el fondo de mi consciencia guarde aún una esperanza de que el mundo, mi mundo, fuera idilico. Un abrazo.

Mario.

A-B-C dijo...

Me gusta tu nuevo look.
Me gusta tu idea. La cultura. Libre acceso a ella, flexibilidad es lo que necesitan los niños y jóvenes para descubrir lo que les gusta.
El vil metal... pero es verdad que en el mundo en el que vivimos es el que facilita las cosas, pero no es el motor.
Yo sueño con formas nuevas de enseñar donde los chavales desarrollen formas de pensar divergentes, pero eso no es el mundo real...

Clementine dijo...

Me gusta la historia del nombre de tu blog. Yo no abriría un negocio propio porque sé que no tengo madera para eso y a estas alturas a lo mejor ya ni ganas de liarme, como sé también que no invertiría el total de ese dinero en mí, soy terriblemente poco ambiciosa en el plano económico. Reservaría la mayor parte para ir mejorando mi calidad de vida y vivirla más desahogada, claro, pero estoy segura de que antes regalaría pequeños pellizquitos a mi familia más inmediata, entre otras cosas porque sé que eso es lo que ellos harían conmigo.

JLin dijo...

Voy a hacerte sonreír (espero) con mi comentario tal y como pides :-) Lo de la FUndación me parece una idea excelente de verdad, y seguro que te va como anillo al dedo... ¡ánimo!
natsnoC en ese "negocio" ya sabes que vamos a medias y que me apunto, ¿100.000 €? A ver de donde los sacamos...
En cuanto a qué haría yo... no sabría decir, con los míos y los de natsnoC ya tendríamos para 4 años así que...
Saludo :-)

Layna dijo...

nastnoC. Me parece genial esa idea que tienes/tenéis de montar ese negocio. Lo más importante es tener una buena idea, hacer un buen proyecto de empresa, calcular exactamente el punto de equilibrio, tener un buen plan de marketing y el dinero para resistir el temporal al menos el primer año. Desde mi punto de vista si pasado un año no hay beneficios no vale la pena seguir invirtiendo, es mejor dirigir las energías en otra dirección o bien reinventar el negocio, mirarlo desde otro punto de vista. De todos modos pienso que el primer paso ya está hecho, hablar en voz alta de un sueño es el primer paso para llegar a alcanzarlo. Suerte, con o sin 100.000€ seguro que llega a ser una realidad palpable.

Tirador Solitario. ¡Gracias por ofrecerme tu ayuda amigo!!! ¡No sabia yo que tenía comentaristas de tan alto linaje!! Yo creo que esta Fundación Manuel Pérez Díaz no puede quedarse en el papel. Junto a tu hermana seguro que algo puede hacerse tarde o temprano. Ánimos

Pepe Cahiers. Pero que idea tan genial hacer algo que reuniera a los amigos de la blogosfera!! Sería perfecto. “Un Shangri-La del ciberespacio” , es ideal.!!

Mario. Sería un mundo idílico es cierto Mario pero los mejores sueños son los que aún estar por cumplirse, por llegar. Trazar el camino es de lo más excitante. Me encanta esa idea de tener una empresa con base altruista que aporte beneficios suficientes como para viajar sin preocupaciones y disfrutar de la vida con la familia. Un plan perfecto!

A-B-C. Gracias amiga!! Si el vil metal no es el motor pero hoy en día es imprescindible para seguir adelante en este mundo. Hacer algo en pro de la cultura, de la educación, acercar a los chavales nuevas formas de pensar… Todo es creérselo, tener un punto de partida ¿no crees?

Clementine. Saber cuales son nuestras propias limitaciones es importante, primordial creo yo. Hacer lo que nos apetece también. Seguro que saldría a la luz muuuchos libros de cine excelentes firmados por ti. Besos

JLin. Cierto, los comentarios me hacen sonreír y el tuyo también of course. Gracias por los ánimos con mi Fundación. Estoy segura que tarde o temprano será una realidad. El negocio con nastsnoC me parece una gran idea y quedo a vuestra disposición para lo que creáis oportuno. De todos modos ¿sabes que es lo mejor de todo? La gran amistad que os une a ti y a natsnoC, de esas amistades que pueden con todo. Ojalá vuestra empresa llegue a buen puerto. La base existe, es palpable ¿lo demás? Lo demás llegará cuando tenga que llegar. Suerte :-)