Páginas

26 de abril de 2011

Perlas de sabiduría. Resignación

 
"La resignación es un suicidio cotidiano"

                                   Honoré de Balzac



24 comentarios:

natsnoC dijo...

Un poco exagerado, ¿no?, además de contradictorio con esa otra gran frase, la de "Señor, dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo y sabiduría para poder diferenciarlas". Bueno, creo que esto era una oración.

JLin dijo...

Razón tenía el señor de Balzac, vive dios. Y al hilo de lo que comenta el amigo natsnoC yo diría que lo que no hay que hacer es confundir resignación con aceptación. Uno se resigna frente a cosas que si podría cambiar, en cambio se aceptan con serenidad y paz aquellas frente a las cuales no podemos hacer nada, así que amigos: no se me resignen, acepten la vida y sean felices.

Layna dijo...

natsnoC. Uy como estamos hoy!!! Después de leerte esta mañana en el blog y ahora por aquí…A ver si mañana volvemos a la apacible normalidad... La frase que tu apuntas es un oración, es cierto, y la he "rezado" o "repetido" en voz baja infinidad de veces . Concretamente hace unos 7 años me harté de decírmela a mi misma. No creo que sea lo mismo, una cosa es “serenidad” y otra cosa es “resignación”. La serenidad es algo bueno, la resignación es algo como malo, como en plan “aceptar lo que no quiero aceptar” Uno de debe vivir resignado a nada. Cuando uno se resigna, se apaga cada vez un poco más hasta que o bien se revela o bien vive sumiso por siempre más

Layna dijo...

JLin. Se han cruzado nuestros comentarios!!! pero veo que opinamos lo mismo :-)

la reina del mambo dijo...

Opino lo mismo que jlin.
La frase es estupenda.
Un beso

El Tirador Solitario dijo...

A mi es que me encanta Balzac, los que me conocen saben que opino que es el mejor novelista de la historia...

Y esa cita es toda una proclama contra esa rendición en toda regla, que supone a veces el resignarse...así que nada, a no resignarse, y a tener arrojo (¡como el de mi heroína Rosaura, por ejemplo!)

¡¡Un abrazo, Layna!!

Clementine dijo...

Pues yo me quedo en todo el medio. Vale que es muy malo vivir resignado, pero desgraciadamente hay cosas que no aceptamos pero tampoco podemos cambiar.

Mario dijo...

Totalmenet de acuerdo con la frase, jamás hay que claudicar, pierdes una batalla pero jamás la guerra, definitivamente te repliegas en algún momento pero esperas, nunca hay que dejar de esperar así sea hasta la muerte, no hay mal que dure cien años y a todos los hombres nos llega tarde o temprano la gran oportunidad. Lo peor es sentir el fracaso y volvernos pesimistas. Un día estamos abajo y otro día podemos estar en el cielo. Un profesor de colegio decía una frase que la llevo eternamente y es un hito en mi memoria, es mi sendero, "el oro brilla hasta en el fango". Un abrazo.

Mario.

Mr. Dupin dijo...

Llevado al acto más cotidiano me parece cierto. Como forma de vida espero que se adopte más la de la plegaria de la serenidad. Como sea resignación para mi es simil a derrota, I resign dicen los anglosajones por lo mimso no me parece descabellado extrapolarlo.

Saludos.

natsnoC dijo...

Pues yo no veo tanta diferencia, la verdad. No soy de los que se resignan, pero hay cosas en las que es mas sano asumir lo que dice la oración.

Clementine dijo...

Estoy contigo, natsnoC. Porque para mí asumir algo que no aceptas pero que no puedes cambiar no es aceptación, es resignación. Yo tampoco soy de resignarse, pero más me vale adaptarme a lo que no me gusta y no puedo cambiar.

JLin dijo...

Aceptación implica desde luego asunción de la circunstancia que no se puede cambiar y, al menos yo, no veo algo negativo en ello. Si me caigo y me rompo un pie pues roto queda, lo acepto, lo asumo como algo que ha sucedido y que no puedo cambiar y no me amargo por ello ni un segundo.
¡¡¡¡ debate , debate, debtate !!!! Yo creo que me han puesto algo en la comida del hospital por que estoy espitoso..... oleeeeeeeeeeeeeeee

Peri Lope dijo...

Qué maravilla de polémica. Estoy más con Natsnoc. Contra Balzac (o su traductor), no pienso que la resignación sea siempre algo malo. Por seguir con el ejemplo de Jlin, uno acepta que tiene el pie roto y se resigna, quizá tras haberlo intentado varias veces, a no llegar puntual a los sitios (algo que con el pie escayolado puede ser una tortura). Y qué descanso, ¿no?

Del mismo modo a veces nos empecinamos con sueños que tan sólo nos traen dolores de cabeza y un estrés innecesario. Resignarse a no cumplirlos es, también, valorarlos en su justa medida. Y qué decir de las metas: es cuando llegamos a ellas que nos damos cuenta de que el deseo cumplido no es para tanto. Resignarse y abandonarlo antes es adelantarse a ese conocimiento y evitar el dolor dos veces: el que provoca el deseo y el que provoca la posterior depresión.

Lo que pasa es que estamos programados para desear, para soñar y tratar de cumplir, es lo que nos mantiene con vida. Balzac cae en la trampa, desde mi punto de vista.

Salud y buenos alimentos.

natsnoC dijo...

Peri, qué bien lo has explicado. Yo lo veo exactamente así, sin que eso signifique en absoluto que sea de los que bajan los brazos.

Pero es que equipararlo con el suicidio además es pasarse un pelín.

Sin acritud, como decía ése.

San dijo...

Prefiero aceptacion antes que resignación. Buena polémica esta, solo una frase trae muchas y diferentes interpretaciones.
Felicidades.

Layna dijo...

Reina. ¡Como me gusta verte por aquí ! Me alegra que te guste la frase. Un abrazo

Tirador. Pues sí Balzac es un gran escritor y lo constato ahora que lo estoy leyendo. Por cierto me queda pendiente leer a Rosaura, tu gran mujer con arrojo. Recuerdo que hablaste de ella en un post. No se diga más, mucho Arrojo y nada de Resignación. Un abrazo

Clementine. ¡No vale quedarse en el medio! Eso es trampa… pero viniendo de ti te dejo. Un abrazo

Mario. Pero que bien que defiendes la frase. No puedo estar más de acuerdo contigo. Eso de “pierdes una batalla pero jamás la guerra”, eso de “ no hay mal que cien años dure” y la frase del profesor ya es lo de más “el oro brilla hasta en el fango” .Pues nada a brillar como pepitas de oro y no dejarnos llevar por la resignación. Un abrazo

Mr. Dupin. Yo creo que las dos frases no son excluyentes. La de la oración es buena para coger ánimos para ver la luz al final del túnel, para levantarse de nuevo cada mañana cuando lo único que queda es tristeza. Observar lo que no entendemos, lo que no podemos cambiar pero nunca con tristeza ( resignación) sino con serenidad. Un abrazo

natsnoC y Clementine. Veo que os ponéis del mismo lado y me reafirmo en que no, que uno se Resigna cuando lo da todo por perdido, cuando ya no tiene más ganas de luchar, cuando Acepta la derrota, cuando perder una batalla ya es perder una guerra. Para mí es algo pesimista, triste, mientras que aceptación es decir “vale hoy ha sido nefasto pero mañana vuelve a salir el sol y con el miles de nuevas oportunidades”

JLin. Seguro que la comida del hospital ha sido buena y copiosa porque se te nota a la legua contento y animado . Excelente el ejemplo del pie. Pues si me lo rompo no le doy más vueltas, me compro (o mejor me dejan ) unas muletas y a seguir batallando por el mundo :-)

Peri Lope. Encantada de que te pases por aquí y enriquezcas con tus comentarios este maravilloso debate. A pesar de ello, mi opinión es totalmente contraria a la tuya. Cuando dices: “Resignarse y abandonarlo antes es adelantarse a ese conocimiento y evitar el dolor dos veces: el que provoca el deseo y el que provoca la posterior depresión” ¿Desde cuando desear provoca dolor? A mi desear algo, tener un sueño en mente me da alas, aire, cosquillas en el estómago, nunca siento dolor… y cuando llega el momento de asumir el fracaso, el “no lo puedo conseguir” pues no pasa nada, la vida es una suma de fracasos maravillosos que nos moldean como personas. Si todo fueran éxitos ¡qué aburrimiento por Dios! La sal de la vida son las dificultades y los obstáculos. Reconozco que uno debe saber decir “hasta aquí”, debe de notar cuando una cosa pasa de ser “un sueño” a “un sueño imposible” pero ahí está el clic de la cuestión ¿no? En saber estirar la cuerda, en tensarla hasta el punto anterior a romperse y justo entonces dejarla ir y dar por finalizado ese “sueño”.
Sin lugar a dudas los sueños, los deseos nos mantienen en vida porque sin ellos todo se vuelve gris, oscuro y triste. Uno vive mientras tiene algo por lo que luchar y soñar.

natsnoC. La palabra “suicido cotidiano” es una metáfora de la mejores que he leído en tiempo. Es juntar la palabra muerte, tristeza, apagarse con rutina, previsible, fácil, apacible. Es decir que la rutina es aburrida, que lo previsible apaga… y si al final juntamos la palabra “resignación” pues ya ni te cuento. Discrepo de tu versión pero lejos de ser malo eso es genial, poder debatir aunque sea por escrito me encanta. Un abrazo

San. ¡Gracias!. Bienvenida a mi blog. Encantada de que te guste la polémica. Vuelve cuando quieras y enriquece los comentarios. Una abrazo

Layna dijo...

No me puedo resistir, siento la necesidad imperiosa de agradeceros el debate que me estáis regalando entre todos y de compartir con vosotros la sensación de alegría que siento. Poco a poco se cumple otro de mis sueños en relación a mi querido blog. Deseé que llegará un día que la gente opinará en mi blog y se abrieran debaten libres y respetuosos en él. Lo deseé hace 6 meses y mira por donde gracias a todos vosotros lo estoy haciendo realidad. ¿Cómo? Pues soñando, sin resignación y aceptando los duros inicios. ¡Pero que os voy a contar que no sepáis!! Un beso enorme para cada uno de vosotros. Gracias :- )

Maeglin dijo...

De idealista que es resulta entrañable. Somos millones de suicidas me temo.O acaso no estamos todos resignados a trabajar por un jornal, a soñar con los euromillones, a cagarse en todo lo que se menea en los atascos diarios, a las huidas programadas en verano , semana santa y navidad y otras tantas miles de rutinas que asumimos y asimilamos de modo inconsciente.

PEPE CAHIERS dijo...

La ambición sin control es una ruta segura a la perdición. Como ve, estimada Layna, estoy seguro que en el termino medio se haya la virtud.

miquel zueras dijo...

Intentar cambiar las coas que no podemos produce frustración pero ante las otras no me vale aquello de "ajo, agua y resina" porque es causa de infelicidad. No me resignaba con un trabajo que no me gustaba y me dije: "Pues voy a hacer dibujitos" y hasta ahora... Borgo.

A-B-C dijo...

Lo que unas pocas palabras dan de sí ¡madre mía!
También me parece un poco extremo, creo que Balzac tendía a la depresión lo cual se respira en sus libros. Me anima más la frase: "¿Sabe la flor que por ella se resigna la raíz a no conocer la estrella?"
Besos,

TORO SALVAJE dijo...

Este me ha dolido.
Joder...

Besos.

Clementine dijo...

Pues eso, Cahiers, en todo el medio, como decía yo. Layna me deja por ser yo, pero dice que no vale, que eso es trampa.

JLin, a veces me das un poco de espanto en tus expresiones... A ver si no vas a ser como yo creo que eres.

Layna dijo...

Maeglin. ¿Quieres decir que entre las muchas y diversas personas que formamos parte de esta sociedad no las hay que disfrutan con su trabajo? Yo creo que es una manera de ver la vida. El decir por la mañana “bien!, tengo un trabajo a donde ir rutinariamente” y asimilarlo inconscientemente pero con gusto. Miles de rutinas, sí es cierto, pero no obligatoriamente resignadas.Pero seguro que hay de todo, of course . Un abrazo

Pepe Cahiers. Pues en este caso no se acepta el término medio estimado Pepe. A Clementine se lo he aceptado por ser ella pero en general no porque entonces nos quedamos en el agradable punto medio y no nos mojamos nada de nada. La frase era "La resignación es un suicidio cotidiano" y usted me contestas con "la ambición sin control es una ruta segura a la perdición". ¿Cree usted que entre resignación y ambición está la aceptación y eso es un término medio? Un abrazo

Borgo. Un claro ejemplo de no resignación y de que uno debe ir en pro de sus sueños. ¡Bien!! Pues que dure, que dure ese “ y hasta ahora”. Un abrazo

A-B-C. No sabia que Balzac tendía a la depresión pero si que es cierto que el libro que estoy leyendo de él es algo triste aunque yo lo clasificaría de ejemplo realista de su época. Tu frase es preciosa!! Seguro que la flor no sabe ni de la existencia de la raíz como en tantas otras cosas…. nunca sabemos lo que los demás llegan a hacer por nosotros o los demás lo que llegamos a hacer por ellos ¿Y que es mejor ser flor o ser raíz? Besos

Toro Salvaje. ¿Por qué? Con no resignarte deja de doler seguro. Besos

Clementine. Ya se lo he dicho a Pepe que no, que no vale… A ver si se moja aunque con lo que he tardado en contestar vuestros comentarios seguro que ya no se acuerda de que hablábamos… Un beso