Páginas

20 de marzo de 2011

Perlas de sabiduría (20). Mariposa


"La felicidad es una mariposa que no se deja atrapar, 
pero si te sientas tranquilamente,
puede que se pose en tu mano"
                                                      Nathaniel Hawthorne

11 comentarios:

El Tirador Solitario dijo...

La intuición humana de que algunas cosas aparecen casi por arte de magia...y a veces tiene razón. Me acuerdo ahora de una película española de los años cuarenta, "La vida en un hilo", del grandísimo Edgar Neville, de como nuestra fortuna, nuestra dicha o nuestra infelicidad puede depender de ir un día por una calle u otra, cruzar una acera, o dar un rodeo...

natsnoC dijo...

Layna, no suelo comentar tus perlas pero ésta me ha gustado mucho.

PEPE CAHIERS dijo...

Lo mejor es no obsesionarse y dejar que las cosas transcurran con la naturalidad propia de la paciencia.

JLin dijo...

Cietamente, la paciencia es una virtud y la obsesión no lleva a ningún lado, bonita frase :-)

Layna dijo...

Tirador Solitario. Sí, es cierto, a veces las cosas aparecen como por arte de magia y no sabemos bien porque “hoy” las tenemos o sentimos y “ayer” no. A veces, en esos momentos intento recorrer el hilo al revés, ir al inicio, al momento que cogí la acera derecha y no la izquierda y casi siempre es por intuición o casualidad y muchas veces es un cop de coeur como se dice tan musicalmente en francés.

natsnoC. Pues me alegro que te gustara natsnoC, me alegro mucho. Aunque solo sea “me gusta” o “no me gusta”, tú comenta mis perlas de sabiduría. Salu2

Pepe Cahiers. Pues sí, lo has resumido muy bien, todo está en la paciencia, en saber esperar que llegue todo cuando tiene que llegar. Por otro lado la obsesión no es sinónimo de impaciencia para mí. Puedo ser impaciente y no obsesionarme, por ejemplo puedo desear que algo ocurra “ya” (impaciencia) pero no me paso el día pensando en que ocurra “ya” (obsesión) ¿Con naturalidad? Pues eso ya cuesta un poco.

JLin. La paciencia es una virtud que cada día intento cultivar un poco más ya que no es una de mis virtudes estrella, soy impaciente por naturaleza pero me quedo maravillada, día a día, de lo paciente que estoy llegando a ser en un montón de aspectos. ¿La obsesión? Eso si que no lleva a ninguna parte y por suerte no me obsesiono con nada :-)

miquel zueras dijo...

Las mariposas se usan para explicar muchas cosas. Esta de la felicidad está muy bien pero me encanta la teoría del Caos: "si una mariposa aletea en Tokio..." Borgo.

Clementine dijo...

Layna, qué disgusto, si eres impaciente ya no nos parecemos tanto. Pero si dices que vas siendo más paciente día a día, me quedo más tranquila.
La cita de Hawthorne, maravillosa.

Maeglin dijo...

Muy poético pero no creo que la pasividad lleve a mejores derroteros que la actividad en pos de conseguir el "dorado".

Del mismo modo que no tenemos derecho a consumir riqueza sin producirla, tampoco lo tenemos a consumir felicidad sin producirla.

GEORGE BERNAND SHAW

haideé dijo...

Tan sólo con tener paz de espíritu, aunque corras :))
Es tan bonito cuando se posan así de tranquilas...
Un abrazo. ¿Lo quieres? Si no es así, tan sólo déjalo ir...

A-B-C dijo...

Hawthorne es un autor que me gusta como esta frase suya, muy inteligente especialmente en este tiempo que corre o en el que corremos tanto.

Besos,

Layna dijo...

Miquel zueras. Siiii la teoría del Caos es genial e increíble.

Clementine. No te preocupes que día a día me moldeo a mí misma y de impaciente, con la edad, cada día lo soy menos. Quédate tranquila que pacientemente seguiremos compartiendo muchas cosas. Un beso

Maeglin. Yo lo miro más como que si persigues algo (felicidad), de tan deprisa que vamos a veces se nos escabulle de las manos. Simplemente parándonos, notando el momento presente, sintiendo la felicidad envolvente nos damos cuenta que no hace falta ir a ninguna parte, que ya estamos donde teníamos que estar. La frase que Shaw es buena: producir para poder consumir en todos los aspectos tanto económicos como emocionales. Da que pensar.Salu2

Haideé. Claro que quiero tu abrazo! Es cálido y reconfortante como lo son siempre las palabras que dejas en mi blog.Un abrazo para ti

A-B-C. No conozco demasiado a Hawthorne, intentaré leer algo más. Yo pienso que somos la generación Nespresso; todo rápido. Ver la vida con calma, ver pasar las horas sin prisa es algo de antaño que ahora mismo me apetece recuperar en mi vida. Un beso