Páginas

28 de marzo de 2011

La libertad


El cerebro me abruma por su complejidad. Tiene billones de células unidas por kilómetros  de fibras nerviosas que apenas sabemos como funcionan. Millones de neuronas unidas con miles de enlaces que arrojan millones de conexiones. Nuestro cerebro está trabajando continuamente. ¿A qué dedicará esa actividad tan frenética día y noche? Supongo que a mantener viva toda nuestra memoria, nuestra identidad, nuestro mundo interior.
Leo al famoso investigador y  neurólogo ruso Alexander Luria quién comenta que el cerebro no está hecho para respuestas mecánicas a estímulos externos sino para anticipar planes de acción desde dentro de nosotros mismos.
Me sorprende una de sus frases “Siempre creamos un modelo de futuro”. Creo que es así, los proyectos nos liberan de la pasividad. Debemos cautivarnos a nosotros mismos designando proyectos alentadores  a nuestro hambriento cerebro que consigan llenarnos de ilusión y con los que aprendamos a ser libres.
Luria también comenta “El niño aprende a obedecer las órdenes de su madre y después a darse órdenes a sí mismo. Y en eso consiste la libertad  Tal vez todo sea tan simple como ser capaz de darnos órdenes a nosotros, aprender a ser libres como una tarea más, obedeciendo primero para luego liberarnos de toda atadura y gozar con la libertad de seducirnos a nosotros mismos eternamente. 

Nota: Este post está inspirado en un artículo de La Vanguardía publicado por J.A. Marina  del pasado sábado 26 de marzo

10 comentarios:

Clementine dijo...

En mí desde luego se puede aplicar esa frase de Luria, porque estoy continuamente maquinando con el cerebro lo que tengo que hacer, supongo que para organizarme lo mejor posible y hacerme más fácil el camino, porque soy terriblemente práctica. Mientras duermo creo que no maquino, pero a veces no estoy tan segura...
Y esa imagen que has puesto para ilustrar la entrada es mi idea exacta de la libertad: un caballo galopando a sus anchas. No puede haber nada que me produzca mejor sensación que ésta, porque además el caballo es mi animal preferido.
Besos.

Mr. Dupin dijo...

Un grande Luria, en la clinica se practica la prueba de Luria. Evalua las habilidades cognitivas que permiten la anticipacion y el establecimiento de metas, la formacion de planes y programas y la facultad de inhibir estimulos concurrentes. Es patrimonio del lobulo frontal. Se recuerda a Phineas Gage, del que escribi hace un tiempo, como ejemplo de lo que pasa cuando falla esto.

Parece ser más que necesario para la vida en civilizacion, imaginen si faltasen estas habilidades!!! La prueba de Luria parece tener correlacion con las frases que posteas.

¿Saben como se evalua? golpea tres veces con cada mano la mesa con la palma, el puño y el dorso en ese orden. Asi de simple. Un genio Luria...

El Tirador Solitario dijo...

Y yo que a veces pienso que ser libre es algo difícil, muy difícil, no sé si por eso que Erich Fromm llamaba "el miedo a la libertad"...

A mi me encanta hacer planes, proyectos, preparar cosas; en ese sentido pienso que más metas, a lo mejor lo que busco es tener un mundo ordenado, cuando luego pasan infinidad de variables que lo cambian todo...

natsnoC dijo...

Sybila, algunos posts sólo me gusta leerlos y pensar sobre ello. Aunque estoy seguro que no tanto como tú.

A-B-C dijo...

Y pensar que sólo utilizamos una infinitesimal parte.
Para mi libertad tiene que ver no sólo con seguir órdenes para luego aprender a autocontrolarse sino también cuestionar ciertas órdenes que, como muy bien dices en este interesante artículo, no somo autómatas.
Besos,

PEPE CAHIERS dijo...

También existen los que piensa que quién no hace planes por anticipado vive sin ataduras y en libertad. Cualquiera sabe, pero pensar aunque no queramos se piensa y mucho, algunas veces más de lo recomendable.

Layna dijo...

Clementine. ¿Así, te ha gustado la foto? Para mi también es una imagen de libertad. Como tú, yo soy de proyectos, de orden.. y por lo que se ve hasta es bueno que así sea!!!

Mr. Dupin. Siii un genio Luria.¡¡¡Que bien que lo cuentas!!!

El Tirador Solitario. Tal vez el “clic” de todo pase por perder el miedo a cualquier cosa. Sin miedo todo es más sencillo pero ¿Cómo se pierde el miedo? Como todo en esta vida, con la práctica supongo.

natsnoC. Que leer mis post te dé ganas de pensar me enorgullece. Pensar a mí me gusta, es cierto pero a veces es necesario dejar de pensar para poder seguir pensando. ¡¡Me alegra que mis post te acompañen a posteriori!!

A-B-C. Si, sería como la definición de
Libertad: “Facultad que tiene el ser humano de obrar o no obrar según su inteligencia y antojo”

Pepe Cahiers. Cierto lo que comentas. Ir sobre la marcha, sin planes tal vez de la sensación de libertad pero realmente el control de la situación es lo que nos hace sentir más seguros y por tanto más libres. En mi caso si lo tengo todo planeado me siento más segura y en consecuencia más libre

Maeglin dijo...

La libertad se alimenta mejor en ausencia de miedos, yo creo que la libertad radica más que en darse ordenes de modo autonomo a que esas acciones no tengan consecuencias lesivas y poder hacerlo de un modo mucho más sincero consigo mismo. Ejemplo: el nudismo.

Petrarca dijo...

Yo creo que la principal ventaja de nuestro cerebro es su enorme capacidad de inhibición. Puede olvidarse del movimiento de los músculos, de las ráfagas de aire, de los roces en la piel... Si tuviera que procesar toda esa información que le llega sería completamente inútil para otras cosas menos funcionales, como el arte o el placer.

Layna dijo...

Maeglin. Sin miedos todo es posible. ¿Ordenes de modo autónomo? pues es la base de "los hábitos" y convertir la libertad en un hábito es un buen inicio. Salu2

Petrarca. Cuanta razón tienes Petrarca! los automatismos como respirar los ejecuta sin "pensar" o eso creemos. Pensar en todas las cosas que hace a la vez más sentir placer o angustia o mil cosas sería realmente caótico o tal vez no porque el cerebro puede con eso y con más.