Páginas

16 de marzo de 2011

Donde el corazón nos lleve


Me gusta leer Biografías de gente relevante de cualquier época de la historia. Sus vidas, sus hazañas, sus logros, sus fracasos reiterados seguidos de sus éxitos puntuales me inspiran, me motivan, me ayudan a pensar que si ellos lo han conseguido  yo también puedo, a menor escala, pero seguro que también puedo llegar donde me proponga. La mayoría de personas de las que leo su vida, las intuyo felices, satisfechas, como si hubieran sido capaces de encontrar el camino a seguir, su misión en esta vida.  Saber para que hemos nacido, saber cual es la misión de uno, sentirse fluir con lo que se hace, ser capaces de hacer de nuestro trabajo diario un hobby o de nuestro hobby un trabajo renumerado, es algo que cada cual debería descubrir dentro de su propia vida.  Leyendo sobre Steve Jobs, encuentro su famoso discurso de graduación en la Universidad de Stanford que pronunció en junio del 2005 y del que extraigo:
 “A veces,  la vida  te da en la cabeza con un ladrillo. No perdáis la fe. Estoy convencido de que la única cosa que me mantuvo en marcha fue mi amor por lo que hacía. Tenéis que encontrar qué es lo que amáis. Y esto vale tanto para vuestro trabajo como para la gente que queréis. El trabajo va a llenar gran parte de vuestra vida, y la única forma de estar realmente satisfecho es hacer lo que consideréis un trabajo genial. Y la única forma de tener un trabajo genial es amar lo que hagáis. Si aún no lo habéis encontrado, seguid buscando. No os conforméis. Como en todo lo que tiene que ver con el corazón, lo sabréis cuando lo hayáis encontrado. “
Y tal vez todo sea tan sencillo como ir  donde el corazón nos lleve, hacer lo que nos gusta, lo que nos alegra, lo que nos hace felices y así encontrar esa manera de llenar la vida solo con cosas geniales que a la vez nos aporten un beneficio económico suficiente como para vivir sin preocuparnos por ese detalle material que es Don Dinero. Y que ese Señor  se convierta en un detalle ínfimo, un añadido, un extra dentro de un día a día donde cada cual consiga  fluir en todos los aspectos porque sabrá, finalmente, cual es su misión en esta vida.

12 comentarios:

A-B-C dijo...

Sabios consejos, gracias por compartirlos.

Lo único que quiero añadir es que nos damos cuenta de todo esto cuando lo vivimos y experimentamos en propia piel.

Me gusta lo que este señor ha dicho respecto al trabajo y respecto a la gente con la que nos movemos. En mi caso, la gente que ha llegado a mi corazón me ha regalado experiencias que me ayudan a encontrar lo que realmente quiero.

Como dice Mario Alonso Puig, a veces estamos más centrados en no ganar que en perder y abrimos la puerta a que nuestros miedos se hagan realidad. Bueno, él lo dice mejor.

Besos,

A-B-C dijo...

PERDÓN, PERDÓN lo que dice M. A. Puig es que en ocasiones estamos MÁS CENTRADOS EN NO PERDER QUE EN GANAR (vaya lapsus freudiano jajaja)

Layna dijo...

Cierto es que nos centramos más en NO perder que en ganar. Mejor lo que tengo que algo desconocido aunque se deslumbre mejor. En relación al post, en mi caso, me encantaría ser capaz de fluir en todo lo que hago incluido el trabajo, supongo que se trata de seguir buscando y no conformarme aunque a veces el miedo a "no perder" pase por delante de "ganar" ser más feliz. Gracias por tu comentario, muy esclarecedor y oportuno.

PEPE CAHIERS dijo...

Esa reflexión sobre el trabajo es realmente optimista, pero la realidad puede ser muy diferente, sobre todo en estos tiempos de precariedad laboral en los que no hay demasiado donde elegir. Pero en algo tienes razón, en un trabajo poco edificante hay que sacar el lado positivo, por muy pequeño que sea y sobre todo no permitir que una mala actividad te coma el resto de tu vida diaria.

Clementine dijo...

Hacer de tu hobby un trabajo remunerado... Eso suena a gloria bendita. Pues en eso estoy yo ahora, y ya sabes que de tesón no ando nada mal...

El Tirador Solitario dijo...

Bueno, casi me quedo con lo que dice Cahiers. Hoy en día tener un trabajo es un tesoro, y un buen trabajo ya el nirvana. En ese caso aparte de ser feliz en él, considero que la clave es la profesionalidad, que tanto le gustaba a mi querido Howard Hawks, que dividía a la gente entre profesionales y patulea. Así que nada, a ser profesionales, y para disfrutar yo ya tengo el fin de semana...

Mr. Dupin dijo...

Este post me ha caido en el momento justo.

Primero, concuerdo con lo de leer biografias, es inspirador. Y si, suelo creer que el personaje en cuestión estan felices y satisfechas, pero siempre recuerdo (cuando no)una idea de Tolkien: los protagonistas de una historia no suelen saber si estan en el camino correcto o que en el final esta la "victoria". Pero aun es inspirador leerlo.

Segundo, que genial Steve Jobs en ese discurso. Y ese si que lo ha logrado, salvarse de una enfermedad gravisima y crear hitos tecnologicos que cambian al mundo me dan la idea de que es fiel a su palabra. Solo se puede hacer un trabajo tan genial si uno lo siente genial. Y la frase "Como en todo lo que tiene que ver con el corazón, lo sabréis cuando lo hayáis encontrado" no tiene desperdicio.

Saludos.

Layna dijo...

Pepe Cahiers. Cierto es que ahora no hay mucho donde elegir debido a la larga crisis económica en que vivimos y que tener un trabajo hoy en día ya es un lujo pero ¿Eso implica que debemos “aceptar” o decir SI cuando pensamos NO por el miedo perder lo que tenemos? Pienso que ese telón de fondo que es la crisis nos oscurece, nos merma, nos hace conformarnos porque evidentemente todos tenemos pagos que realizar y sin el dinero a final de mes difícilmente los podremos afrontar. Recordando esto es cuando me freno un poco y me limito a sacar el lado positivo de las tensas situaciones laborales que a veces vivo y me recuerdo a mi misma que es un lujo tener trabajo. Daños colaterales de la crisis.

Clementine. ¡Aquí está mi chica! La más optimista, la que tiene más tesón, la que tiene un objetivo claro y firme , la que sigue hasta que la consigue. Que suerte que tengas esa opción de hacer de hobby un trabajo…..¿ tiene algo que ver con el cine? ¡¡Suerte!!

Tirador Solitario. Pues tendremos que buscar el Nirvana, ¿no te parece? Cierto es que tenemos que intentar ser buenos profesionales cada uno dentro de nuestro propio trabajo, no para dar cuentas a jefes o jefecillos , sino para sentirse uno bien consigo mismo y su profesionalidad. No conocía a Howard Hawks (siiiii reconozco mi ignorancia en temas de cine) pero gracias a Google sé que fue un gran director de cine y su frase es buena de verdad. Hombre, también podemos disfrutar el día a día fuera del trabajo ¿no? ¡¡¡El fin de semana es mucho de tanto en tanto!!!

Mr. Dupin Me alegra compartir esta afición contigo. Esta frase de Tolkien no tiene desperdicio… es cierto nunca se puede saber si el camino es el correcto pero tendremos que guiarnos por la intuición o a golpe de corazón que es como yo lo hago.
Me encantaría sentirme genial, tan genial conmigo misma que todo lo demás de mi vida (trabajo incluido) por inercia, por onda expansiva también fuera genial. La clave de todo está en el interior de uno mismo.

---------
Me he dado cuenta que los comentarios que os hago a vosotros, mis comentaristas son algo largos, tal vez me extiendo demasiado. Pero a mi me gusta que sean así porque me encanta hablar, comentar, dialogar, entablar conversación y por tanto me lo permito a mi misma, ¡¡¡para algo este es mi querido blog!!! Besos a todos.

JLin dijo...

Amiga Layna :-) Recuerda, tu blog = tus reglas, dicho esto "que el corazón te lleve" a hacer los comentarios taaan largos como tú quieras, nosotros seguiremos pasando por aquí, leyendo, comentando y leyendo tus comentarios a nuestros comentarios,
saludos

Blog A dijo...

Yo no consegui trabajar en lo que me gustaba pero intento que lo que hago me guste y ser feliz en el trabajo donde paso la mayor parte del día.
Buena reflexión

Clementine dijo...

¡Me apunto al comentario de JLin!

Layna dijo...

JLin. ¡Pues te hago caso! pongo mis reglas a mi antojo y me dejo guiar por mi corazón. Salu2

Blog A. Mi verdadero problema es que hoy en día aún no sé cual sería mi trabajo ideal, de todos modos intento que él que tengo ahora lo sea.

Clementine. ¡¡Pero que genial que eres!! Te cojo el comentario positivo y me lo guardo para recordarlo cuando lo necesite. Un beso