Páginas

18 de febrero de 2011

Buenos Días


Entro en el trabajo y digo Buenos Días a todas y cada una de las personas que me cruzo o veo por el pasillo hasta llegar a la puerta de mi despacho. Ninguna me saluda primero. Como mucho me responden con un Hola o con un umm o un flojo Buenos Días. Triste realidad.
¿Por qué a la gente en general y la mi trabajo en particular, le cuesta tanto colocarse una sonrisa en el rostro de buena mañana y gritar a los cuatro vientos Buenos Días? Pues no lo sé. Tal vez es una mala costumbre, tal vez es pereza, tal vez es falta de buena educación o falta de urbanidad, no lo sé.
Para mí decir Buenos Días es sinónimo de Feliz Año Nuevo un 31 de diciembre. Es desear a alguien que ese año concentrado en 24 horas que está estrenando, sea único, especial, agradable para esa persona. Es festejar a primera hora de la mañana el simple hecho de seguir vivo, de seguir respirando, de seguir formando parte de este mundo. El have a nice day del inglés lo expresa mejor, pero traducido al español queda cursi,  forzado “Que tengas un bonito/buen/feliz día” aunque  eso es lo que realmente me gustaría transmitir con mi simple Buenos Días. Será que me falla  la Inteligencia emocional o la Inteligencia social será que no sé  utilizar habilidades comunicativas para generar bienestar a mi alrededor.
Esta mañna se ha producido un pequeño milagro. La chica nueva en prácticas me ha recibido nada más llegar a recepcion con un inesperado " Buen Día". Llego a mi mesa de trabajo, enciendo mi ordenador, abro el correo y recibo un Buenos Días como los que a mi me gustan, llenos de entusiasmo y alegría. Y yo pienso: El cambio ha empezado, el cambio es posible :-)

10 comentarios:

A-B-C dijo...

Buen fin de semana Layna.
Y que la semana que viene te traiga nuevas sorpresas y cammbios

Layna dijo...

Gracias A-B-C! seguro que será así!

Mr. Dupin dijo...

Es cierto lo que cuentas. Me hace acuerdo al dicho de Mafalda: comienza tu dia con una sonrisa, y veras lo lindo que es ir desentonando por el mundo (o algo asi). Pero es muy cierto, como dices mala costumbre, pereza o falta de urbanidad... Saludos y que sigas encontrado "buenos dias" por el camino. Y a riesgo de ser reiterativo, buen fin de semana.

Clementine dijo...

Yo te digo desde aquí un "Buenos días" como lo dice el protagonista de "Milagro en Milán", al que le pasa poco más o menos lo mismo que a ti. ¿Que no conoces esta película? ¿Y a qué esperas para verla? Te puedo asegurar que ésta va a ser una de tus películas preferidas.
Besos.

Layna dijo...

Mr.Dupin. Pues Mafalda tiene mucha razón! Nunca se es reiterativo! sino mirame a mi de buena mañana ;-) Me gusta que me deseen feliz o buen lo que sea y buen fin de semana también. Gracias!

Clementine. Hay Clementine, tengo tantas películas pendientes de mirar gracias a ti!!! Milagro en Milán? pues no... el título es precioso y el argumento me tienta totalmente.. seguro que la veo. Y es que tener amigas entendidas da gusto! así seguro que acierto en la elección de la pelicula. Gracias por compartir tus conocimientos!

Haideé Iglesias dijo...

Una de las mayores dificultades, y por lo que muchos de nosotros no sabemos lo que significa el saludo, cualquiera de ellos, es que no sentimos lo que decimos. Se dice por rutina, por que así te lo han enseñado, frase hecha, palabras vacías de contenido emocional positivo, que no del negativo... por esto, pienso, no te contestan. Y el que uno dude de si mismo es lo mismo que les sucede a quienes no contestan: "total para qué" es su correlato interno inconsciente... y bueno, ya para que para se sábado por la mañana ya me estoy extendiendo mucho, jijiji...
La energía se mueve, sólo es cuestión de sentir la paz en nuestro interior :)
¡¡¡Buenos días!!! :)))

¡Feliz fin de semana! Y un cariñoso abrazo lleno de energía positiva :)))

Haideé Iglesias dijo...

Hala, las prisas :)))
A ver de nuevo la frase bien escrita:
"... ya paro que para ser sábado..."
Otro cariñoso abrazo -.-

Layna dijo...

Bienvenido a mi blog Haideé. Pienso como tú que el problema reside en que mayoritariamente "no sentimos lo que decimos" Pero al igual que tú, creo que la "energía se mueve" y mi Buenos Días no caen en saco roto. Una gota y otra y otra al final hacen un océano! por tanto a seguir adelante y poco a poco el mundo cambia. Gracias y hasta pronto.
Y tanto da el día que comentes, yo los sábados pienso mejor que los miércoles :-)

Maeglin dijo...

Somos lo que decimos, el vocabulario es parte intrinseca de como nos movemos por la realidad que nos toca vivir. Y es corriente que en ambientes laborales la constante sea la hostilidad, la competencia mucho más en los tiempos que corren de crisis y ERE. Allí donde el hombre es un lobo para el hombre muchas oficinas son un Gran Hermano encubierto donde no se conciben que uno medre sin el menoscavo de otro, su ascenso es mi caida. Por decirlo sin ataduras de corrección politica desear el bien de otro empleado en ambientes competitivos es como "tirarte mierda en tu propio tejado".
Son muchos años de mal-educarnos en lo emocional y eso tardará decadas en cambiar.

Layna dijo...

Maeglin. Tal vez tengas razón en todo esto que comentas pero me resisto a aceptar que "su ascenso es mi caida" porque vivir con esa idea me entristece. Debemos de reuducarnos emocionalmente y seguro que todo funcionará mejor! Salu2