Páginas

8 de junio de 2011

Perla de la semana. La Esperanza


Hay días de todo. Días que empiezan genial pero sin saber cómo o porqué  acontece algo que los tuerce, los tiñe de gris,  los transforma en un día pésimo. Para esos días o mejor dicho para esos momentos en que el sol se apaga tengo un arsenal de fórmulas mágicas en forma de canciones, frases o versos de los que hago acopio. Es lo que yo etiqueto “Mi botiquín para el alma”.
En esta Perla de la semana de hoy, comparto con vosotros una de esas  canciones cuya letra me cautivó hace tal vez 8 años y desde entonces se ha convertido en un mantra al que acudo cuando algo se tuerce. Su letra actúa como un remedio casero contra el mal que en ese momento atormente mi vida, su bálsamo me calma, me llena de paz el alma. Se trata de  “Color esperanza” de Diego Torres. 

Al oírla me recuerda que a ratos caminamos pero no avanzamos y es que a veces nuestros pasos solo consiguen describir círculos cerrados. Que cuando una puerta se cierra se abre una ventana y que nosotros somos los únicos  que la podemos abrir para dejar pasar el aire renovado a través de ella. Saber que no debemos tener miedo, que los miedos mejor alejarlos. No son buenos compañeros de viaje. Vuelve a mi mente: Querer es poder 

Sin lugar a dudas es mejor perderse en el camino que nunca haberlo iniciado, mejor caerse que nunca haber empezado a andar, aunque lo difícil es encontrar el empuje para empezar una vida nueva.

Uno se llena de Esperanza al oírla porque recuerda que llegará de nuevo el momento en que sentirá como el alma vuela y verá el mundo desde el aire porque se me habrá pintado la cara Color Esperanza y habrá tentado al futuro con el  corazón. 

La Esperanza es lo único que nunca pierdo, lo único que nunca se va de mi lado. Hay una frase que resume muy bien mi concepto de La Esperanza

“La Esperanza no es la convicción de que algo saldrá bien, sino la certeza de que algo tiene sentido, salga como salga”  
                                                                          Vaclav Havel

8 comentarios:

miquel zueras dijo...

Pasé por una muy mala racha hace un año pero tenía claro que nunca, nunca tenía que perder la esperanza. Es lo único que nos queda en algunos momentos. Y quiero creer en aquello que se dice, que es lo último que se pierde. Saludos. Borgo.

Sory Escudero dijo...

Precioso!!! como siempre. Me estoy acostumbrando a empezar el día con tus post,son un brillante rayo de luz.
Un beso

Clementine dijo...

Me quedo con esa frase de Havel. Y con la canción de esta entrada, muy buena elección, Layna.
Un beso.

la reina del mambo dijo...

Muy buena entrada, una verdadera perla para un día gris, gracias.
Un beso

A-B-C dijo...

Me gusta tu botiquín para el alma, copio la frase de Vaclav Havel.
Besos,

Maeglin dijo...

Aragorn: Dame tu espada. ¿Cuál es tu nombre?
Haleth: Haleth, hijo de Háma, mi señor. Los hombres dicen que no pasaremos de esta noche.
Dicen que no hay esperanza.
Aragorn: Tienes buena espada, Haleth hijo de Háma. Siempre hay esperanza.

Una de mis escenas favoritas, de mi pelicula favorita de mi trilogía favorita.
LAS DOS TORRES LOTR

El Tirador Solitario dijo...

¡¡Muy bien dicho Layna!! Y muy bien escrito, me encanta tu idea de botiquín para el alma, llena de arsenales terapéuticos...te leo ya de tarde, ya casi de noche, cuando ha pasado el día...y ha merecido la pena leer algo tan hermoso al final de la jornada.

Estupenda canción, amiga, llena de alegría y color, de calor...y de esperanza.

Gracias por regalárnosla.

maslama dijo...

bueno, pues mi botiquín para el alma está empezando a ser este blog, que cada vez que me desespero encuentro aquí palabras tranquilizadoras

gracias,