Páginas

1 de agosto de 2011

Perlas de sabiduría. El viejo rabino




                                 "Se le preguntó al viejo rabino: 
                                  - ¿Cuál ha sido el día más especial de su vida? 
                                  y ¿quién fue la persona más importante?
                                    - El día más especial de mi vida es Hoy- respondió-.  
                                   Y la persona más importante 
                                   es con la que ahora estoy hablando". 
                                                                                                          
                                                                                         Relato tradicional Judío

9 comentarios:

El Tirador Solitario dijo...

El presente, el aquí y ahora, el carpe diem de Horacio...claro que es bueno, buenísimo hacer planes...pero que no nublen, ni dejen disfrutar el presente...
Buena perla para iniciar semana y agosto, amiga Layna!

PEPE CAHIERS dijo...

No hay nada mejor que disfrutar con cada nuevo día, con el aquí y ahora, es un regalo que posibilita otros mañanas.

Mr. Dupin dijo...

Como dice el tirador, Carpe diem... pero siempre en sue equilibrio justo.

Sory Escudero dijo...

Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.
Proverbio árabe

Besos Layna.

natsnoC dijo...

Hmmm... Hace reflexionar, pero como dice Dupin, mejor algo de equilibrio porque si no hacemos caso al pasado no podemos aprender (aparte de que tan malo es vivir en el pasado como renegar de él, creo yo)

miquel zueras dijo...

Conocía este relato por un cuento de Isak Singer, el rabino escritor. Hay que aprender a valorar el día en que vivimos, para bien o para mal no tendremos otro exactamente igual por eso hay que vivirlo como si fuera el último. Borgo.

A-B-C dijo...

Muy bueno, sintonizando con tu sintonía presente.

Maeglin dijo...

Shalom para el viejo y sabio rabino.
Nada de vivir haciendo castillos en el aire de lo que está por llegar o tratando esterilmente de remendar el pasado en el hoy.

juan andrés estrelles dijo...

Una perla de realidad pura y dura. En ocasiones, apenas si somos capacees de prestar una minima atención a aquello que nos rodea habitualmente.