Páginas

20 de junio de 2011

Mindfulness. AiA




Uno de los inventos que más uso en mi día a día son los post-it. (Resaltar que he dicho “que más uso”, lo cual no quiere decir que sea el que considero ni el más importante ni el mejor).  A épocas invado mi casa y mi trabajo de post-it de todos los colores y tamaños. Ahora mismo estoy sumergida en una de mis época post-it y por todas partes rezan las siglas AiA  sacadas del mi lengua materna Aquí i Ara (Aquí i Ahora).  Vivir el Aquí i el Ahora, es algo que hace años que intento que acompañe mi vida. Con los post-it simplemente consigo acordarme más de este concepto que intento instaurar actualmente como hábito en mi vida. Recientemente he descubierto que en inglés existe una palabra para designar mi AiA  que no es otro más que mindfulness. 

Investigando sobre esa palabra, constato que psicólogos, coachs y filósofos coinciden en resaltar la importancia de prestar atención al momento presente, a lo que ocurre aquí i ahora. Es algo que parece sencillo pero que en realidad no lo es. Nuestra mente pasa de un objeto a otro, de un estímulo a otro, de un pensamiento a otro, algo que en yoga se designa como “la mente del mono” dado que como aquel, brinca de rama en rama atraído por cualquier estímulo.
Vivimos continuamente en la anticipación, pronosticando dificultades, haciendo vaticinios o desando que llegue un futuro que, en cuanto se convierte en presente, nos deja de satisfacer. Estamos acostumbrados a la prisa, a recorrer a los automatismos para resolver situaciones simples o complejas. Así mismo vivimos en la sociedad de las interrupciones. Trabajamos y dejamos de hacer lo que estamos haciendo porque suena el teléfono o recibimos un mail. Charlamos con un amigo y paramos la conversación para responder una llamada del móvil o contestar un sms. Todo parece invitarnos a la dispersión. Por otro lado vivimos en la sociedad de la información, nos llegan más noticias, informes e información en general de la que podemos realmente digerir o canalizar.

Delante de todo este caos que es la vida del SXXI, nuestra mente corre hacia lo que vendrá después, juega a la anticipación aunque ciertamente no tenemos ni idea de a que  vamos a prestar atención en el próximo segundo.
El mindfulness nos invita a practicar la concentración, a darnos tiempo para auto observarnos y observar lo que nos rodea. Consiste en ser capaces de centrar la atención en el momento presente, sin que la mente se vea arrastrada por pensamientos, juicios u opiniones. Ser capaces de focalizar la atención en lo que estamos viviendo en el momento que lo estamos viviendo.

¿Pero cómo se hace esto?  ¿Dónde está el método? Consiste en poco a poco, ir centrándonos en los sentidos, en observar, escuchar, respirar, oler, degustar, sentir la vida a través del cuerpo, notar todo lo que nos ocurre a cada momento que nos está ocurriendo.  Con la practica uno consigue prestar atención a los procesos de la conciencia y uno no solo ve, oye o siente sino que se da cuenta que está viendo, oyendo o sintiendo. Así mejoramos la calidad de la experiencia y por tanto la calidad de nuestra vida.  
Los entendidos constatan que a través de la meditación uno consigue ser más ágil en el arte de centrar la atención, en ser capaces de vivir el momento presente. De meditación la hay de muchos tipos y  maneras, a veces andando o sentándose en un parque viendo la vida pasar, notando la respiración,  uno consigue, simplemente,  ser feliz de sentirse vivo y practicar mindfulness a las mil maravillas. 

Bibliografía
- "Atención plena". Isabel S. Larraburu. Editorial Temas de Hoy

21 comentarios:

Mr. Dupin dijo...

Me sentí identificado con lo que planteaste en este post. Asi es como estoy viviendo.

No conocía esto del mindfulness o AiA, pero es algo a considerar seriamente. Es algo que he visto referido en muchos lugares donde se habla de concentración.

Destaco el concepto de "mente del mono", es tal cual. Lo que me gusta de esas tecnicas milenarias como el yoga o la concentración es que son enfoques integrales para realidades complejas como la psicología humana y la actividad cerebral. Si funcionan o no, es otro tema, pero me gustaria aplicarlas.

Saludos.

Maeglin dijo...

Mi landscape, el que me acerca a ese concepto que comentas ha sido el mar.
Los paseos solo y de buena mañana, sólo topándome con algún que otro pescador y las gaviotas. El ir y venir de las olas conn la brisa levantando con aspiración de ser viento. Creo que en los últimos años ha sido el momento en que más cerca he estado de ser copnsciente de mí mismo en cada segundo y vivir con plenitud el aquí i ara.

Lala dijo...

Así es como deber ser y yo lo intento cada día. A veces futurizo un poco y se me va la cabeza pero, por lo general intento vivir el momento. Muy interesante tu post.

Besotes

Sory Escudero dijo...

Para poner mi mente en blanco, necesito huir de la ciudad, estar en contacto con la naturaleza, el sonido de un río, los pájaros, el olor a hierba ...o como hace unos meses, escaparme con mi familia a la montaña,apagar el móvil durante tres días y ver el cielo estrellado más maravilloso que recuerdo en años.

Un beso.

maslama dijo...

es todo un reto lo que planteas, concentrarse en el momento de manera consciente.. mi cerebro normalmente va en mil direcciones, y ninguna buena :)

petonets,

El Tirador Solitario dijo...

Dio mío de mi vida, me temo que soy alguien que siempre anticipa...voy por delante, intentando prevenir los problemas, incertidumbre...y claro que eso no puede, no debe ser...así que creo que la clave es el carpe diem, vivir el momento, no de forma irresponsable, sino encauzada...como algo bueno para uno, los demás, y todo lo que hacemos...
¡Cuanto sabe usted, amiga mía!

PEPE CAHIERS dijo...

En cuestiones de anticipación soy de los que prefiere ir pasito a pasito, aunque la mente no suele ser tan disciplinada y es frecuente que vuele por libre en un nudo gordiano de autopistas de pensamientos, reflexiones y conflictos.

Clementine dijo...

Esto que cuentas aquí, Layna, es la mar de interesante y sería lo ideal. Cuestión de proponérselo, supongo. Un beso.

Mario dijo...

Yo destaco hacer algo que nos gusta, estar con la mente un poco en el "vamos a hacerlo" y comer algo agradable, pasear, ir al cine, montar bicicleta... no estar todo el tiempo mentalizando nuestro entorno, la vida es más simple de lo que creemos cuando dejamos de preguntar y anticipar contextos y acontecmientos, por supuesto que ordenándonos. Considero que estar traqnuilo es una bendición y para ello solo hace falta estar algo desconectado de ciertas cosas. Un abrazo.

Mario.

A-B-C dijo...

Interesante AiA. Mi experiencia es que a través del cuerpo puedo estar más presente. La mayor dificultad estriba en no valorar lo que se experimenta sino en aceptarlo.

Gracias Layna,

Layna dijo...

Mr.Dupin. Pues aplícalas y luego me cuentas que tal. En mi caso no me gusta "la mente de mono" y cuando aparece intento fulminarla a base de paciencia y AiA reconozco que me cuestamucho dominarla.

Maeglin. Comparto totalmente landscape contigo! Para mí el mar es algo que me infunde esa calma y tranquilidad que me ayuda a sentirme afortunada por el mero hecho de estar viva. Lástima que eso solo ocurre una vez al año y en vacaciones o tal vez es por ese motivo que llega a ocurrir. Un beso

Lala. Seguro que lo consigues porque se nota que eres una persona contenta con la vida que tiene. Un beso

Sigo en otro momento

JLin dijo...

A mi con los post it me pasa los mismo que con las alarmas del móvil, me pongo tantos que termino por ignorarlos o poner aún más en plan "acuerdate de mirar el post it que has puesto antes" :-)

Presente, presente y presente, eso es en lo que hay que centrarse, una vez centrados en eso ya podemos echar una miradita para adelante... pero con cuidado.
Genial :-)

Layna dijo...

Sory. Pienso que cada cual debe conocer su propia manera de poner la mente en blanco. El plan de estar 3 días en la montaña, sin móvil, gozando de la naturaleza y de tu familia parece realmente idílico. Un beso

Maslama. Eso de “ninguna buena” doy fe de que no es así!!! Tus opiniones siempre son buenas las lea donde las lea. De todos modos ralentizar es bueno. ¿Petonets desde Madrid? Si no lo leo no lo creo :-D. Gracias. Más petonets.

Tirador. Yo creo que somos muchos los que tendemos a anticipar los acontecimientos. Es una manera de encontrar la calma, imaginando lo que va a pasar. Supongo que lo bueno es centrarse en el momento presente pero sin dejar de lado que el futuro está en la esquina. Un abrazo

Cahiers. Creo Pepe que voy a hacer una lista ( me encantan las listas!!) de las palabras o frases excelentes y sorprendentes que dejas como comentarios en mi blog… No me digas “nudo gordiano de autopistas de pensamientos, reflexiones y conflictos” no es de lo más!.. Mi mente no es disciplinada, la disciplino yo cada día y poco a poco la encauzo pero de tanto en tanto me pide aire y la dejo volar sino corro el peligro de que me monte un motín a mi vida y entonces mal iríamos.

Clementine. Si sería el ideal no lo sé, es una manera de obtener tranquilidad y calma que en definitiva es lo que muchos buscamos en esta vida directa o indirectamente . Un beso

Mario. Comparto contigo completamente que “estar tranquilo es una bendición” tanto da lo que de aporte la tranquilidad, tenerla es lo más importante. En mi caso pasa por desconectar de muchas cosas. Un abrazo

A-B-C. Cuanto que se te hecha de menos A-B-C!!! para cuando tu blog nuevo???? Vaaaaa que encuentro a faltar leerte!!!! Cierto es que lo difícil es aceptar lo que se experimenta. Besos

JLin.Cierto es que cuando me pongo tantos post it al final la vista se acostumbra a ellos y ya ni los ve!!! Entonces cambio de colores o de lugar hasta que la vista se vuelve a acostumbrar a ellos. Lo de “acuerdate de mirar” no tiene desperdicio!!!! Cierto de nuevo: presente, presente mirando un poquito para adelante sino al final nos va a pasar que no sabremos que camino seguir!!! :-)

A-B-C dijo...

Mi nuevo blog ya en marcha.
Besos,

David C. dijo...

Suena muy bien estar aquí y ahora contigo.

Layna dijo...

A-B-C. Biennnnn!!! por fin!!!La verdad es que ha sido una sorpresa muy agradable, abrir de nuevo mi blog después de 4 días de descanso frente al mar, viviendo plenamente mi AiA y ver que de reaparece de nuevo por estos mundos de los blogs. Gracias por pasar a cometármelo. Nos seguimos leyendo. Besos

David. Pues gracias, muchas gracias por lo de "contigo". Un abrazo

maslama dijo...

hehehe Layna, jo vaig viure més de deu anys a Barcelona

Layna dijo...

maslama. Ja deia jo que darrera d'aquests "petonets" hi havia història. Un petó

soylauraO dijo...

Centro la atención en el momento presente = regalo y la Abrazo desde aquí hacia el futuro presente en que ud leerá estas líneas.
http://enfugayremolino.blogspot.com

Treinta y Tantos dijo...

los post-it tienen un problema....cuando abres la ventana...la corriente los despega y vuelan, como palabras que son!!!
saludos sybina!!!

David C. dijo...

justo la lei la otra vez en un artìculo de El Clarin (periòdico argentino que mi hermana me trajo de Buenos Aires la semana pasada). Saludos.