Páginas

7 de enero de 2011

Perlas de sabiduría (6)


"El hombre es un auriga que conduce un carro tirado por dos briosos caballos: el placer y el  deber. El arte del auriga consiste en templar la fogosidad del corcel negro (placer) y acompasarlo con el blanco (deber) para correr sin perder el equilibrio."
                                                                                                                Platón

3 comentarios:

JLin™ dijo...

Y si de vez en cuando los dejamos correr y desfogarse ya ni te cuento... :-)

raindrop dijo...

Difícil tarea que, cuando conseguimos realizarla con naturalidad, llamamos fluir.
Por cierto: ¡qué manía la de Platón con la demonización del placer! y qué bien le ha venido esto a ciertas religiones para "justificar filosóficamente" un montón de cosas. Por ejemplo, hay corrientes dentro del cristianismo que tienen más de Platón que de Cristo.

besos

Anónimo dijo...

tambien hace la analogia de la parte etica en este caso las virtunes morales: el aurriga(Alma raciona o prudencia), el caballo blanco (el alma irascible o la fortaleza), el caballo negro (el alma concupiscible) y lo manera de conducir a los caballos para llegar a la meta es a JUSTICIA. ;)